*-Ouija´s World-*

*Este blog hará referencia a todo lo relacionado con el "más allá" y todos aquellos misterios que nos rodean*

Cuando Los Espíritus Acechan

Esta publicación es un reportaje testimonial de Eduardo Rodríguez, quien tuvo una experiencia consternadora tras adquirir un accesorio que al parecer traía consigo algo más de lo que se advertía a simple vista.

Rodríguez es un joven que se encuentra en una época de su vida en la que nada más allá de sus intereses le importa, no sabe lo que quiere hacer en el futuro y la música, el rock específicamente, ocupan todo su tiempo, sus pensamientos y las paredes de su cuarto.

Un día, al salir del cine, Eduardo observa algo que llama su atención: unos vendedores de prendas, todos “roqueros” y con la misma vestimenta que él, por lo tanto se acerca. Adquiere un simple cordón de cuero con un dije de plata cuya la forma era la de una calavera de cabello largo y con un sombrero. Se veía inocente, sin nada aparente de que sospechar más allá de los prejuicios con ese símbolo que tanto se asocia a la muerte, los que no tienen ningún amante del rock.

Pasado un tiempo, Carolina Rodríguez, hermana de Eduardo, se da cuenta de que su hermano se comporta de una manera extraña. “Era una adoración loca con ese cuerito, nunca se lo quitaba; de hecho una vez se lo escondimos y se puso como loco, se puso tan bravo que se lo tuvimos que devolver. Es más, le decíamos que rezara el Padre Nuestro y no se acordaba, se le olvidaba todo el tiempo”, termina diciendo.

Un día Eduardo visita a sus familiares y es allí cuando uno de sus primos Antonio León nota que detrás de su primo va caminando una figura alta, encorvada, con un bastón, sombrero, cabello largo y cuya cara no se ve. Es la misma figura del famoso cuerito, llorando corre a decírselo a su abuela.

“Vi con mis propios ojos como el dije del cuerito brillaba. Mi abuela me lo arrancó de sopetón y lo lanzó por la ventana, era un cuarto piso, no me lo vas a creer pero la cadena se devolvió y aterrizó justo a mis pies. Mi mamá, mi abuela y 3 de mis tías comenzaron a rezar como locas y me decían que rezara también pero yo ni siquiera podía hablar y tampoco recordaba ninguna oración”, testificó Eduardo.

El apartamento se puso tan pesado que por un momento pensaron que se ahogarían, pero continuaron sin dar tregua alguna, después de media hora todos observan que el dije tiembla por unos segundos y se detuvo. Eduardo, frío y pálido, sintió que respiraba de nuevo y que un peso de casi 10 kilos se había quitado de encima.

Eduardo ahora es abogado, tiene 33 años, casado y con un hijo de 2 meses y afirma que nunca olvidó dicha experiencia; aún sigue manteniendo sus gustos musicales pero asegura que hasta el sol de hoy jamás ha vuelto a dormir solo.

Mireya España, de 40 años de edad se ha dedicado toda su vida a la santería o mejor conocida “brujería” y revela que existen fuerzas espirituales en el mundo que incluso pueden controlar la materia, es decir lo físico, lo que se puede palpar.
Ella da su opinión acerca de, como quedó apodado en su casa, el “famoso cuerito” de Eduardo. “Es más de lo mismo, yo sé de casos de personas que siempre los acompaña un familiar muerto, como una especie de ángel o en cambio personas que han sido víctimas de exorcismos. En muchos casos eso deja secuelas, las personas siguen sintiendo cosas”, atestigua España.

Por otro lado, Joaquín Arquímedes Rosales Carreño, parapsicólogo científico, en su portal web Esoterismo.Net explica que “siempre se deben descartar las apariciones falsas, estas pueden ser intencionadas o no intencionadas, producto de una alucinación o de una ilusión. No hay que estar plenamente de acuerdo con el escéptico, tampoco con el crédulo, porque ambos extremos solo representan desconocimiento de la realidad trascendental”.

El cosmos es un nido de misterios. Cuentos, apariciones, leyendas urbanas y mitos nos rodean incansablemente y la mejor manera de entender los fenómenos paranormales es abriendo nuestras mentes y considerando que en el mundo aún hay mucho que falta por conocer, por explicar y mucho más por entender.

Este video que publico es extraído de un programa que habla acerca de amuletos y prendas que no sólo son decorativas :S

Imagen 1 extraída de: www.cheapwholesalejewelry.com
Imagen 2 extraída de: www.tarotyvidencias.com

..Espeluznante Leyenda...

¿A dónde va porai´ Juan Hilario? Si un venezolano no ha escuchado esta frase no es digno oriundo de este país.
Esta popular expresión es propia de la leyenda venezolana oriunda del estado Portuguesa que cuenta la historia de Juan Hilario, quien fue atacado por aquél que mató a su padre para comerle la asadura y quedó maldito para toda la vida, mejor conocido como "El Silbón".

Una de las versiones dice que este jóven fue maldecido por su madre quien primero lo castigó a golpes y le frotó ají picante en las heridas para que sufriera y pagara por su pecado, por intentar huir su madre le suelta a un perro para que lo mordiera y hasta el fin de los tiempos le persigue mordiendole los talones. Por esto se dice que el Silbón le teme a los perros y al ají picante y va por las sabanas penando con una bolsa que emite un sonido sordo ya que contiene los huesos de su padre asesinado.

Los llaneros de Portuguesa, Barinas y Cojedes lo describen como un hombre altísimo, flaco casi en los huesos y que lleva un sombrero de paja que le cubre la cara. Dicen que al sentarse las rodillas le sobrepasan la cabeza.

Las intenciones del espanto son desconocidas, hay muchas versiones. Unos dicen que va por la llanura penando sin hacerle daño a nadie (aunque con sólo verlo me imagino que es suficiente para causarle un infarto a cualquier asustadizo como yo) otros que acecha a los hombres borrachos y mujeriegos para golpearlos o para chuparles el alcohol del ombligo (mmm..) y otros dicen que los asesina y guarda los huesos de sus víctimas junto con los de su padre.

Lo bueno es que en la leyenda se hacen alusión a que las víctimas son sólo hombres, gracias a Dios las mujeres estamos a salvo, por lo tanto creo que dormiré más tranquila esta noche ;)

Aquí les dejo un pedazo de la leyenda venezolana. Disfruten el espeluzante silbido!!!

..Todos Sienten Miedo..

El miedo forma parte de todos los seres vivos. Es imposible no haber estado en una situación que nos haya hecho sentir miedo, bien sea un robo, una montaña rusa, un choque, un viaje en avión o incluso un simple susto que te da un amigo.
Ahora, estos son hechos vívidos, es comprensible sentir miedo ante esas situaciones pero hay otras que son (por decir algo) insustanciales, como la oscuridad, los cementerios, los fantasmas y ni hablar de esas reuniones entre amigos que terminan en conversaciones acerca de espantos y apariciones.
De acuerdo al portal Web Definición.de, el miedo "es una emoción que se caracteriza por un intenso sentimiento habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, ya sea presente o futuro, real o supuesto".
El miedo y el terror son confundidos y percibidos como la misma emoción pero en realidad el terror proviene del miedo. Cuando ya se ha perdido todo el control de nuestros pensamientos, ya no pensamos con claridad, sudamos frío y nuestro cuerpo ha entrado en parálisis allí ha entrado en la escena el terror.
En mi opinión, el miedo en muchas ocasiones es producto de nuestra volada imaginación, me incluyo en esas personas que le tienen TERROR a la oscuridad y ni siquiera puedo explicar por qué! Creo que pienso que hay algo escondido por ahí que se me quiere aparecer sea fantasma, duende, sombra o lo que sea (¡¡Nooo!!)
Aquí dejo una publicidad súper curiosa de la marca de desodorante Rexona. Esta parodia algunos miedos de los jóvenes; esos temores que van más allá del mundo de los fantasmas y espíritus pero que igual los ponen a gritaaaaaaaaar!!!! Jajaja!

video